En mayo del pasado año se presentó públicamente una versión básica de la plataforma de empleo www.ruraljob.es en 10 comarcas rurales de Aragón: en la provincia de Huesca, Jacetania y Alto Gállego ( a través de Adecuara) y Somontano de Barbastro; en la provincia de Zaragoza, : Cinco Villas, Campo de Belchite y Campo de Daroca; y en la provincia de Teruel, Jiloca, Sierra de Albarracín, Gúdar-Javalambre, Maestrazgo y 4 municipios de la comarca de Teruel.

Esta web es la parte más visible del proyecto, que tiene como principal objetivo difundir oportunidades laborales, entre personas que quieren vivir y trabajar en el entorno rural y en alguno de estos territorios. Y forma parte de un programa más amplio denominado Pueblos Vivos con el que 7 Grupos Leader actúan para frenar la despoblación.

Tras siete meses, el proyecto Rural Job y esta web, siguen avanzando y se plantean nuevos retos para el año 2023. Desde su lanzamiento, se han publicitado 156 oportunidades laborales:121 ofertas de trabajo asalariado, 19 anuncios de alquiler de negocios, y 16 oportunidades para gestionar equipamientos municipales. Y son 101 empresas y 16 ayuntamientos los que han confiado en este proyecto.

“Es pronto para hablar de resultados porque el proyecto ha dispuesto de poco tiempo para desplegar todas sus herramientas y su potencial, y porque hacer casar oferta y demanda de empleo no es tan sencillo”, aseguran desde la organización. Pero, representantes del Centro de Desarrollo del Somontano, grupo coordinador del proyecto, afirman que creen que es importante poder seguir trabajando con la plataforma y el proyecto porque este responde a necesidades existentes, y hay que afinar el trabajo para poder mejorar resultados.La plataforma ha suscitado interés entre muchas personas que buscan empleo y que están interesadas en vivir en un pueblo y son más de 400 las que han presentado su candidatura para alguna de las ofertas.

Los 7 grupos Leader aragoneses que impulsan este proyecto lo han hecho porque han observado que existen oportunidades de empleo en el medio rural, que están desaprovechadas”, manifiestan. “Ofertas de empleo para las que las empresas no encuentran personal en el entorno próximo, y otras posibilidades como el alquiler de negocios. Y, por otro lado, que hay personas que desean vivir en los pueblos, pero que no tienen ningún medio para conocerlas. Son, sobre todo, habitantes de las ciudades, pero también población local”.

Con el proyecto Pueblos Vivos, con el que orientan a personas y familias que quieren vivir en un entorno rural, en algún caso, han conseguido resolver la necesidad de trabajadores que tenía alguna empresa local, y eso ha permitido la llegada de nuevos pobladores. El objetivo final es ayudar al tejido económico y fijar población.